• 952 354 208
  • foromovilidad@gestoresmalaga.com

Jorge Ordás: “El vehículo conectado es el mejor instrumento que la ingeniería puede poner al servicio del conductor”

Jorge Ordás Alonso, que ocupa el cargo “Head of Telematics Department for Mobility”, en la Dirección General de Tráfico, además de ser participante de la tercera edición del Foro de Movilidad, nos concede una entrevista para conocer los avances del vehículo conectado y la labor desarrollada por las administraciones públicas.

 ¿Cuáles son los principales avances en materia de movilidad más destacadas en los últimos años?

En los últimos años hemos acudido a la proliferación de infraestructura en la vía. La aparición de diferentes tecnologías para el análisis de aforos, velocidades, visión, condiciones climatológicas y señalización han marcado las tendencias pasadas en materia de gestión de la movilidad permitiendo, sobre todo, dar pasos en el conocimiento del comportamiento de los conductores y dotando a las administraciones públicas de una cierta capacidad de anticipación en la planificación de la circulación en nuestras vías.

 

En referencia a las normas de tráfico, ¿existe una mayor conciencia por parte de la sociedad española?

Sin duda, las normas de tráfico han contribuido a la mayor concienciación que existe actualmente en nuestras carreteras y prueba de ello es que España ocupe la cuarta posición de la Unión Europea en tasa de fallecidos por millón.

Ahora el reto está en ser capaces de adaptar la normativa de vehículos para lograr que los avances que las nuevas tecnologías han puesto “encima de la mesa” sean una realidad en las carreteras españolas. La no ratificación de la Convención de Viena nos posiciona como uno de los países en los que la “autonomía” podrá ser una realidad a corto plazo y la labor de las administraciones públicas, en concreto de la DGT, debe ser convertirnos en un país atractivo para las marcas de automoción, líder como emplazamiento para la realización de pruebas y para implantación real en carreteras abiertas.

 

La calidad del parque automovilístico cada vez es mayor siendo el vehículo conectado una alternativa para reforzar la seguridad vial de la ciudadanía ¿Cuáles son los principales beneficios que estos soportes nos ofrecen?

En la carretera la sorpresa “mata”. El vehículo conectado es el mejor instrumento que la ingeniería puede poner al servicio del conductor con el fin de eliminar precisamente eso, la sorpresa. Al final se trata de que el conductor esté mejor informado.

Por otro lado, el vehículo conectado permite llegar, por medio de los “smartphones”, incluso al parque de vehículos menos actualizado. No debemos demonizar al teléfono móvil en carretera. Es cierto que un mal uso del teléfono móvil mientras se conduce es un factor relevante de riesgo, y por eso no está permitido,  pero no es menos cierto que el móvil lleva la tecnología al interior del vehículo y puede convertirse en un “interfaz” de enorme utilidad para el conductor avisándolo de los diferentes opciones e incidentes que suceden en la vía.

Por último, la tecnología de vehículo conectado también permite una gestión cada vez más eficiente del sector transporte y logística permitiendo a las compañías realizar eficiente gestión de flotas.

Ahora bien, el coste en la infraestructura de vehículo conectado puede ser muy elevado  por lo que en España creemos que un modelo híbrido entre las tecnologías de corto y largo alcance será el futuro. El 3G, 4G y 5G nos permitirá resolver la mayor parte de los casos de uso relativos a la seguridad vial y, para los casos más específicos en los que se requieran unas condiciones extremas, podremos acudir a la implantación de infraestructura de corto alcance.

En la DGT estamos trabajando para la implementación de una plataforma de vehículo conectado que permita informar al ciudadano de una forma anónima y con antelación de donde puede encontrarse accidentes, incidentes, hielo, niebla, obras en ejecución,  ambulancias en servicio, etc.

Al final, el usuario podrá contar con la información que alberga la DGT, las apps de seguridad vial (Waze, Social Drive, etc) y los fabricantes de vehículos, entre otros. Se trata de dar a la ciudadanía un servicio de apoyo anónimo en el que no interesa de qué vehículo se trata ni de quién lo conduce, sino de ser capaz de informarle y ayudarle en todo momento para que su viaje tenga el final que todos deseamos.

Social Drive, aplicación intercambio de información sobre el tráfico

 

 

Las instituciones públicas están realizando un mayor esfuerzo con el fin de velar por la seguridad vial de los conductores, ¿cuáles son las principales necesidades a tener en cuenta?

Las instituciones públicas se han esforzado enormemente realizando un gran esfuerzo en materia de concienciación y vigilancia. Gracias a esto, las cifras de fallecidos en las carreteras españolas han descendido de forma considerable. No obstante, la curva de fallecidos ha alcanzado su asíntota y si queremos rebasar las cifras actuales, debemos hacer las cosas de otra manera.

En la Subdirección General de Gestión de la Movilidad estamos convencidos de que las cifras se pueden mejorar por medio de la tecnología y la información. Por un lado, el vehículo conectado permitirá informar mejor al ciudadano antes y durante el trayecto y, por otro lado, la tecnología de sensores, cámaras e inteligencia artificial harán que los vehículos puedan ir incrementando su grado de autonomía, siendo así cada vez más seguros y eliminando los efectos perversos que las distracciones causan en nuestras carreteras.

 

De cara a los próximos avances, ¿cómo evolucionará la movilidad en los próximos años y cuáles serán las principales tendencias?

En los próximos diez años la movilidad sufrirá muchos cambios, entre los que destacaría:

  • La aparición de nuevos materiales y la electrificación de los vehículos contribuirán de manera decisiva a la sostenibilidad medioambiental.

 

  • Los nuevos modelos de movilidad basados en el “pago por uso”, en el que para muchos ciudadanos el vehículo pasará de ser un símbolo de status a un elemento de la cadena de la movilidad.

 

  • La intermodalidad permitirá cada vez más establecer la ruta completa de X a Y independientemente de los diferentes medios de transporte que haya que emplear y comprando el itinerario completo de una única vez.

 

  • Los vehículos cada vez dispondrán de mayores avances de conectividad: de conexión directa a redes “xG”, de capacidades de convertirse en hubs de conectividad a internet, de apertura de la información del bus CAN/Ethernet, de ampliación de los servicios de “infotainment” y de mejora de la interfaz hombre máquina (HMI) para lograr que los viajes sean más entretenidos y, lo más importante, más seguros.

 

  • La aparición de nuevos ecosistemas de aplicaciones y servicios alrededor del potencial de la conectividad, como el seguro basado en el comportamiento “pay as you drive”, el mantenimiento a la carta, etc.

 

  • La normalización de los vehículos autónomos en nuestras carreteras. Cada vez será más normal ver vehículos sin conductor que permitirán desplazarse a niños y ancianos, realizar viajes con velocidades más estables y con un menor consumo y que permitirán relacionarse con el entorno para evitar accidentes.

 

Si quieres estar al día de todas las novedades del III Foro de Movilidad Alternativa y Seguridad Vial de Málaga puedes seguirnos en  Facebook y Twitter.

Tags: , , , , ,
 

Comenta

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*