• 952 354 208
  • foromovilidad@gestoresmalaga.com

Jaime Barea Navamuel, de GANVAM: “Internet y las nuevas tecnologías han revolucionado la movilidad”

Jaime Barea Navamuel, director del departamento jurídico de GANVAM, presenta las claves del panorama automovilístico español, las necesidades del sector y los avances más inminentes en movilidad sostenible.

El trabajo que desarrolláis desde GANVAM, asociación que surge en 1957, debe haber evolucionado sobre todo, en los últimos 15 años. ¿Cuáles son los principales cambios que han experimentado las automovilísticas con la implantación de internet y el desarrollo de la tecnología?

En los últimos cinco años hemos sido testigos de muchos más cambios que en los últimos 50. Y, seguramente, en los próximos cinco cambiarán todavía más. La tecnología va a un ritmo trepidante haciendo que situaciones que antes se veían como de ciencia ficción sean ahora cotidianas. Internet y las nuevas tecnologías han revolucionado la movilidad.

Por un lado, han cambiado los hábitos de consumo y de compra. A hecho que la red sea el escaparate en el que el comprador mira precios, modelos más adecuados, etc. Va al concesionario con los deberes hechos, sabiendo exactamente qué es lo que quiere.

Este comportamiento provocará que, inevitablemente, cambie la forma de vender coches y que el concesionario deba transformarse, además de generar modelos de  negocio relacionados con la conectividad, la analítica de los datos que genera el usuario, el vehículo conectado y la inteligencia artificial.

Por otro lado, la tecnología ha permitido que cambie también la forma en la que se utilizan los coches, sobre todo, en un contexto de economía colaborativa. De ahí que el carsharing o el pago por uso, como queramos llamarlo, sean una tendencia al alza que conviertan el coche en un eslabón más dentro de una cadena de movilidad intermodal.

Por último, la tecnología aplicada a la automoción ha aportado mayor seguridad al conductor. Nos advierte ya de una salida de carril o la presencia de un ángulo muerto, de una incidencia en la vía o de las condiciones meteorológicas, nos permite realizar la ruta más adecuada o comunicar una situación de emergencia, etc.

Por supuesto, la seguridad aumentará cuando llegue el máximo nivel de autonomía porque evitaremos el factor humano, que es el responsable del 90% de los accidentes.

Los últimos informes confirman la caída de ventas en los vehículos diésel es ya una realidad a favor de los de gasolina. ¿Esta diferencia también es notable entre los carburantes alternativos o eléctricos?

Efectivamente, hay una tendencia hacia el vehículo de gasolina. Según los últimos datos, la distribución de ventas corresponde en casi un 60% al gasolina. Pero no podemos olvidar que el diésel sigue representando el 38% de las ventas y el 57% del parque circulante.

Si nos fijamos en el vehículo eléctrico, apenas representa el 1% de las ventas, frente al 5% de los híbridos. Aunque es verdad que las tecnologías alternativas crecen de manera exponencial cada año. Esto refleja poco a poco un cambio de tendencia. Pero es cierto que las cifras son tan llamativas porque el punto de partida es muy bajo.

Aunque el mercado está cambiando considerablemente con ciudadanos cada vez más implicados en la movilidad sostenible y seguridad vial, ¿cuáles podrían ser las razones del envejecimiento del parque automovilístico español? En esta línea, ¿qué retos tienen las administraciones públicas y los concesionarios de vehículos?

Es cierto que los conductores están cambiando sus hábitos de consumo. Cada vez se interesan más por vehículos eficientes. Hay una conciencia ecológica porque se han dado cuenta de que cuando menos consume y menos contamina un vehículo, más económico es el precio por kilómetro.

Si buscamos las razones del envejecimiento del parque son varias. Las hay estructurales y coyunturales. Culturalmente, España, como buen país latino, ha sido un país con un fuerte sentido de propiedad y el vehículo permanecía en el patrimonio de las familias durante mucho tiempo.

Además, entre los años 1999 y 2007, España estuvo matriculando cada año más de 1,5 millones de turismos y todo terrenos nuevos. Pasando bruscamente a caer por debajo del millón de vehículos. En 2015 volvimos a superar esa cifra. Podemos decir que estamos viviendo la “resaca” de la fiesta de hace diez años. Todos esos vehículos anteriores a 2008 tienen ahora más de 10 años haciendo que la antigüedad del parque no deje de aumentar, superando ya los doce años.

Las administraciones tienen un reto claro, que es incentivar el achatarramiento para frenar ese envejecimiento del parque en favor de la seguridad vial y el medio ambiente. Aquí me gustaría apuntar que se han lanzado mensajes erróneos en relación con determinados motores, penalizando injustamente tecnologías limpias como los diesel Euro6. Lo que contamina es un vehículo antiguo, no un Euro6 por ejemplo, y esto es algo que debemos explicar. Y más aún si confundimos coche privado con coche contaminante, como están haciendo en algunas ciudades.

Los concesionarios y distribuidores, por su parte, tienen que ser capaces de adaptarse a un nuevo cliente más digital, hiperconectado, que desea más inmediatez, que interactúa de manera distinta y que quiere más movilidad. Pero esa movilidad que busca es ahora diferente. Han de ser servicios innovadores y acordes a unas necesidades que cada vez cambian más rápido.

Desde GANVAM también ofrecéis cursos de formación donde es posible encontrar algunos como “tecnología de vehículos híbridos” que pueden ser de ayuda para esta adaptación. ¿Consideras que también sería favorable promover este tipo de formación en la ciudadanía?

Es cierto, ofrecemos formación de tecnología híbrida y eléctrica. Respecto a la ciudadanía, los concesionarios ya ofrecen información acerca de la tecnología que incorpora un vehículo. De hecho, los vendedores serán de aquí a no mucho tiempo “instructores tecnológicos”. Serán quienes enseñen al comprador cómo se usa la tecnología embarcada en el coche.

Entrevista Jaime Barea, de GANVAM, Foro de Movilidad Alternativa

Desde tu punto de vista y experiencia, ¿cuáles son los principales cambios a los que nos enfrentamos en los próximos años en cuanto a movilidad? ¿Piensas que la implantación total del vehículo eléctrico puede llegar a ser una realidad?

Respecto a la movilidad, sobre todo en las grandes ciudades, como decíamos antes, se está desarrollando el coche compartido, tanto en turismos como en vehículos de dos ruedas. Lo que está poniendo en valor el coche eléctrico, contribuyendo a impulsarlo.

Junto con ese carsharing, se hacen hueco otros formatos de pago por uso, alquiler por horas, que han dado forma a una nueva manera de demandar servicios de movilidad por parte de los usuarios. Ahí, están los servicios de coche con conductor, por ejemplo.

Otro de los cambios es el coche conectado, que es el que va a permitir que el vehículo esté monitorizado en todo momento. De esta forma se pueden anticipar las averías, saber qué mantenimiento exacto necesita o cuándo hay que llevarlo a la próxima revisión. Dará lugar a los nuevos modelos de negocio que también comentábamos antes.

En este sentido se espera que, en el año 2025, siete de cada 10 coches vendidos estén ‘conectados’ y que en 2035, el 25% de los vehículos sean parcial o totalmente autónomos.

Respecto al vehículo eléctrico, durante muchos años convivirá con los motores tradicionales. Las previsiones más optimistas auguran que en el 2050 haya una penetración del 50% del vehículo eléctrico o de hidrógeno a nivel global.

 

Jaime Barea Navamuel también estará en el Foro de Movilidad , el próximo 24 de mayo, para hablar sobre la transformación del sector de la automoción. Realiza tu Inscripción gratis, ¡vamos completando aforo!

Fotos: Ganvam

Tags: , , , ,
 

Comenta

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*